¿Brunch vegano? ¿En qué consiste?

*creditos imagen: Gabrielle Cepella con licencia de reutilización de Unsplash

¿Brunch vegano? ¿En qué consiste?

El brunch es una deliciosa comida que junta lo mejor de dos mundos: el desayuno y el almuerzo. De ahí su nombre, de la unión de breakfast y lunch. ¡Pon a prueba los idiomas!

En el brunch tradicional se toman un montón de cosas gustosas, como huevos cocinados de todas las formas posibles, aunque la más típica es benedictine, y una mezcla de alimentos dulces y salados con bebidas con alto contenido en frutas. Pero ¿qué pasa si somos veganos? ¿Es que nadie va a pensar nunca en los veganos?

Pues el caso es que el brunch vegano también existe y es una de las últimas tendencias para comer brunch en Madrid o Barcelona. 

La diferencia, como ya te habrás podido imaginar, es que se sustituyen muchas de las preparaciones típicas para no faltar a esta dieta y así descartar todo lo que provenga de origen animal.

Al quitar la leche, los huevos, la carne y sus derivados de la ecuación, podríamos pensar que el brunch se queda por los suelos, pero nada más lejos de la realidad. Aquí van algunas ideas para comer un brunch vegano sano y saludable.

Créditos: Brooke Lark con licencia de reutilización de Unsplash

Bebidas

Aquí es donde menos problemas encontramos. En el brunch se toman zumos de todo tipo, café o té con leche (que podemos sustituir por una bebida vegetal de soja o almendras) y dos cócteles que no contienen nada animal, aunque sí un poquito de alcohol: la mimosa, que es champagne con zumo de naranja, o el bloody mary, zumo de tomate con apio y un poco de vodka.

Alimentos salados

Aquí se suelen poner todo tipo de embutidos y bacon crujiente. Por suerte para los veganos, estos alimentos ya cuentan con una versión vegetal. El bacon vegano puedes comprarlo o bien fabricarlo tú mismo con láminas muy finas de nabo sazonadas y fritas en aceite vegetal.

La parte de los embutidos la puedes sustituir por un montón de fruta como parte de una rica ensalada. Por ejemplo, prueba con canónigos, tofu, trozos de naranja y fresa y sazona con pimienta recién molida, sal y un chorrito de zumo de limón.

Alimentos dulces

Aquí el único problema a evitar es la mantequilla, así que habrá que huir de la bollería industrial de dudosa procedencia y hacer nosotros mismos los dulces o bien optar por productos aptos para veganos.

Los croissants, las medias noches y los bollos para bocadillos son las mejores opciones para disfrutar de un brunch vegano único. Si optas por panes de cereales, terminarás de redondear este super almuerzo.

Y si te quedas con hambre, nada mejor que un buen bowl de frutas con mazo de cereales crujientes, arándanos, frambuesas y algún tipo de pasta de frutas para decorar.

Foodie