¡Atento! Estas son las infracciones que más cometen los conductores en España

*creditos imagen: Agente multando a un vehículo mal aparcado por GDM photo and video - stock.adobe.com

¡Atento! Estas son las infracciones que más cometen los conductores en España

A todos nos ha pasado estar hartos de buscar aparcamiento, ver una línea amarilla y pensar "por una vez no va a pasar nada". Igual que esas en las que giramos en mitad de una vía y olvidamos el intermitente... Otro classic spanish es ver el semáforo en ámbar y acelerar como si no hubiera un mañana para pasar antes de que llegue el rojo. 

Son una especie de vicio al volante que muchas veces acaban con una multa de 120 euros y un cabreo monumental. Estas son las infracciones que más repetimos.

Los intermitentes... y las luces

Es, según datos de la DGT, la falta que más llevamos a cabo al volante en España. No poner los intermitentes al girar en intersecciones por esas cosas de que están ahí, sí, pero hay que mover el brazo unos centímetros y eso ya resulta un peñazo.

Pero lo que resulta más sorprendente es que con esta venga otra infracción muy cometida: olvidar poner las luces por la noche. Con las luces de las ciudades y no midiendo a veces si todavía se ve con luz natural, el personal sigue a lo suyo y olvida encenderlas. 200 euros de multa por cada una de ellas, así que ojo.

"El carril izquierdo lo he comprado yo y es mío"

En carreteras de doble o triple carril hacia el mismo sentido, nunca falla el encontrarnos con el que se instala en el carril izquierdo y de ahí ya no se mueve hasta que llega a su destino.

Ni claxon ni ráfagas para advertirlo, no lo entiende o no quiere. Esto es ilegal y la DGT también lo señala como una de las faltas más comunes entre los conductores nacionales. Otros 200 euros la broma.

Coche mal aparcado por comzeal - stock.adobe.com

El móvil, el maldito móvil

No aprendemos, o al menos eso dicen los datos. Hablar por teléfono al volante sigue estando entre el top de infracciones y eso que cuesta 200 euros y 3 puntos. Pues nada, seguimos creyendo que son dos segundos y lo soltamos, y no por eso deja de ser ilegal y extremadamente peligroso. 

Stop... a medias

Otro clásico de la picaresca del conductor español es el verse frente a una señal de Stop y mirar a ambos lados de la intersección. Si no viene ningún coche, el Stop pasa a ser un Ceda el paso por arte de magia y no hacemos la parada obligatoria. Recordemos, Stop significa "Para", y no la preposición si no el verbo. 200 euros y 4 puntos.

Por supuesto, entre las infracciones más cometidas, y bastante más serias, están el exceso de velocidad y conducir bajo los efectos del alcohol. Ninguna son para tomarlas a broma, por el daño tan grave que podemos causarnos a nosotros y al resto de peatones y conductores. Así que mejor no quedarse sin carnet o ir al trullo por hacer el cabra.

Coches, Motos