Así puedes conquistar a tu crush del gym

*creditos imagen: Photo by Spencer Davis on Unsplash

Así puedes conquistar a tu crush del gym

Estás en el gimnasio y ves a tu crush. Rápidamente, te pones nervioso o nerviosa y empiezas a coger peso de más, a mirarte en el espejo para ver si no estarás poniendo caras muy raras y, en definitiva, a perder un poco los papeles.

Así que aquí llegamos en tu rescate, porque lo primero es lo primero. Así que mejor que le entres de una vez y vuelvas a realizar tus entrenamientos con la dedicación que se mereces. Aquí van tres consejos para conquistar a tu crush del gym.

Pídele consejo  

Lo más fácil para romper el hielo en el gym es pedirle consejo sobre algún ejercicio en particular. Si no es un completo capullo, seguramente estará dispuesto a echarte un cable y ya habrás establecido contacto.   

Ahora, lo mejor es que le digas que si quiere ser tu compi de crossfit y vivir un montón de aventuras juntos. Bueno, mejor eso déjalo para el siguiente nivel. Si te ayuda con los ejercicios y notas que saltan chispas en el contacto físico, puede que tengas una oportunidad.

Pregúntale sobre sí mismo/a 

DING DING! Vamos con un consejo en el que nunca habrías caído… ¡preguntarle por sus intereses! Y de segundo ¡escuchar! Efectivamente, ahora conoces los dos secretos del amor que los magnates de Wall Street no quieren que conozcas. Ahora concentras en tu interior la sabiduría de un auténtico ninja lover. 

Photo by John Fornander on Unsplash

Y es que, aunque la mayoría de gente quiere contar un montón de cosas sobre sí misma, lo mejor en estos casos es interesarse de verdad por lo que hace el otro. Seguro que se le acercan muchas personas, pero si contigo entabla una amistad es más fácil quedar fuera del gym para… ya sabes, repasar esas tablas de ejercicios. 

El tercer tiempo   

Bien, ya hemos establecido contacto y ahora existe un profundo vínculo que solo puede existir entre dos personas que liberan sudor y feromonas a partes iguales en el mismo espacio tiempo. Pero ahora (si lo has hecho bien, esta relación debería consolidarse con el paso de los días, y los entrenamientos) ha llegado el momento de pasar a la acción. 

Para ello, queda la prueba de fuego: invitarlo a tomar algo fuera del gym. Si has seguido los pasos anteriores, esto será tan fácil como invitar a un colega de otra actividad a tomar unas cerves. 

Así que no seas tímido/a y no tengas miedo. Lo peor que te puede pasar es que tengas que cambiar de gym, así que ¡a por todas!   

Fitness