Así es el Ice Speed (carreras sobre hielo en una moto)

*creditos imagen: Eric Michael con licencia de reutilización de Unsplash

Así es el Ice Speed (carreras sobre hielo en una moto)

Todas las leyes de la física (y del sentido común) dicen que subirse a una moto cuando hay una capa de hielo es la forma más fácil de caerse de ella.

Sin embargo, para los pilotos más experimentados y temerarios, existen este tipo de juegos con motos en el hielo.

En otras palabras, épicas carreras en el hielo que forman parte de uno de los deportes de invierno más extremos. Y es que esta modalidad de motociclismo comenzó a principios del siglo XX precisamente como un pasatiempo para el invierno.

Como la mayoría del mundial de Moto GP y demás competiciones internacionales se celebran en los meses más cálidos del año, los más colgaos de este vehículo de dos ruedas se preguntaron ¿Qué podemos hacer el resto del año?

Y la respuesta, por supuesto, fue colocar unos neumáticos con clavos afilados de metal para competir en el hielo.

Según la Fédération Internationale de Motocyclisme (FIM), el organismo rector global de las carreras de motos, el primer récord de las carreras de hielo es de Suecia en 1924.

Créditos: Eric Welch con licencia de reutilización de Unsplash

Los récords

A principios de la década de 1930, los corredores montaban tacos más largos, lo que permitía ángulos de inclinación más profundos y, por lo tanto, velocidades más rápidas. 

En la actualidad, este tipo de competiciones se llevan a cabo con potentes motos de 500 centímetros cúbicos, algo así como la potencia de las motos que compiten en Moto GP. 

Finalmente, en 2015 se batiría el récord más importante de este deporte, el caballito de motocicleta más rápido en hielo.

Por supuesto, fue logrado por un sueco, que conoce muy bien como es conducir sobre hielo. El gran Robert Gull logró montarse sobre una rueda a 206.09 km el 28 de febrero de 2015. Pa haberse matao. Un récord que será difícil de superar.

Competición amateur

Las motos más usadas para esta práctica son parecidas a las del motocross, ya que, salvando las distancias, el terreno es muy similar al de la tierra, lo que favorece a este tipo de motos.

Si las carreras de motos en hielo te parecen divertidas, existen muchas organizaciones en las que te puedes apuntar para competir en carreras sobre hielo. Eso sí, conviene que tomes algunas precauciones, como usar una moto preparada para terrenos de tierra y neumáticos con tacos que se claven en el hielo. 

Carreras