Alucina (de verdad) con el rincón más bonito de Italia

*creditos imagen: Imagen de Cinque Terre de Italia. Fuente: Creative Commons.

Alucina (de verdad) con el rincón más bonito de Italia

Dicen que la realidad siempre supera a la ficción. Permíteme que lo ponga en duda. Porque no hay realidad que iguale (y no digamos ya que la supere) esa situación tan típica de los anuncios de televisión en la que una familia ríe, canta y baila mientras desayuna. ¡Reír tan temprano! O esa otra en la que por echarte dos gotitas de colonia acuden a ti las personas buenorras de 1.000 metros de proximidad a la redonda. ¡Como hormigas a un caramelo chupado!

Hay realidades incapaces de superar a la ficción. Pero también hay ficciones que ni tan siquiera pueden acercarse a la realidad. Especialmente aquellas que tienen que ver con la naturaleza. Si en el mundo existen lagunas rosas y montañas de colores (sí, lagunas ROSAS y montañas de COLORES) al alcance de la vista y sin necesidad de consumir drogas o derivados de opiáceos, también existe un lugar llamado Cinque Terre, allí donde los colores forman casas, las casas se confunden con el paisaje y el paisaje absorbe los colores. ¡Uuuyyyy qué lio!

El caso es que en la zona costera de la región italiana de Liguria, junto a la provincia de La Spezia, se encuentra el rincón más bonito de Italia: Cinque Terre. Una amalgama de colores bañada por el mar Liguria y compuesta por los pueblos de Monterrosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Cinco, como las vocales y los sentidos. De ahí su nombre: Cinque Terre, que traducido al español quiere decir las Cinco Tierras (para que leas, te diviertas y aprendas).

En el año 1995, la Unesco declaraba este rincón de Italia Patrimonio de la Humanidad. Y lo hacía con toda la razón del mundo porque la unión de estos cinco pueblos que son piedra y mar, casas y barcas de muchos (pero muchos) colores, da como resultado una de las estampas paisajísticas más bellas de todo el planeta Tierra.

Monterrosso es la localidad más occidental y más poblada de Cinque Terre y el puerto de Vernazza es espectacular. Desde él se puede contemplar la esencia más pura de este rincón de Italia. Lo mismo que en Manrola y Riomaggiore, dos de los cinco fantásticos. Cornaglia es el último y el más alejado en la ruta por Cinque Terre. Un recorrido que se puede hacer en coche ¡y en una única jornada! 

Destinos