5 megacracks que nunca ganaron el anillo de la NBA

*creditos imagen: Leo Foureaux con licencia de reutilización de Unsplash

5 megacracks que nunca ganaron el anillo de la NBA

Igual que Maradona no tiene una Champions y Messi o Cristiano no tienen un Mundial existen algunos equipos de la NBA con cracks que no ganarán el anillo de campeón.

La NBA no es la mejor liga del mundo por nada. Una de las mayores ventajas de esta competición es que está tremendamente balanceada.

Los peores equipos del año reciben una posición más alta para optar a contratar mejores jugadores en el draft al año siguiente.

Así se mantiene el equilibrio del universo. Pero a veces hay estrellas NBA en equipos malos, equipos de pena que te preguntas como tienen a tal o cual estrella, si no son aspirantes a ganar la liga.

Y la verdad es que hay algunos de los mejores jugadores NBA sin anillo, como veremos a continuación.

Tracy McGrady

T-Mac se quedó sin anillo a pesar de ser uno de los mejores jugadores de su época, pero le tocó coincidir con una generación de equipos mejores. Fue máximo anotador de la NBA en dos temporadas y siete veces All Star, pero nunca llegó a estar en un equipo que le permitiese llegar a las finales.

Créditos: Christian Mendoza con licencia de reutilización de Unsplash

Karl Malone

El jugador de los Utah Jazz formó pareja con otro de los más grandes bases de la historia, el mítico Jonh Stockton. El portentoso ala-pívot dominaba en la pintura y el contraataque como nadie y terminó siendo el segundo máximo anotador de la historia de la NBA, solo por detrás de Kareem Abdul Jabbar.

Pero, en este caso, su equipo tuvo la mala suerte de coincidir con los Chicago Bulls de Michael Jordan y compañía, que dominaron de manera intratable la liga durante 6 temporadas, ganando sus dos últimas finales de manera consecutiva, precisamente, contra los Jazz.

Charles Barkley

El "gordo" Barkley, uno de los mejores ala-pívot de la historia del baloncesto nunca conquistó el anillo de campeón. Y es que tanto él como su equipo fueron otra de las víctimas de aquellos intratables Bulls de Jordan. Se fue de Philadelphia a los Phoenix Suns y llegaron a la final en el año 1993, pero terminarían perdiendo contra el equipo de Chicago. Y después se marchó a los Rockets de Olajuwon justo cuando volvió Jordan de su retiro. Bad luck, gordo.

Patrick Ewing

Uno de los clásicos que siempre está en todas las listas de los mejores jugadores de la historia de la NBA es Pat Ewing. Alcanzó dos veces las finales pero en ninguna pudo enfundarse el preciado anillo de campeón.

Allen Iverson

Terminamos con uno de esos raperos pandilleros, perdón, jugadores que lo mismo te hacían 40 puntos en un partido que la liaba peleándose con alguien de la grada. Muy inestable, no supo salir nunca de la presión de los barrios bajos donde se había criado. Aun así, fue un jugador de una calidad incuestionable, con poco más de 180 centímetros, fue capaz de hacer casi todo, excepto ganar la NBA. 

Basket